Entrenamiento funcional y masa muscular

Está claro que en la gran mayoría de ocasiones que nos planteamos ponernos en forma, empezar a entrenar, ganar masa muscular o perder grasa, lo hacemos con objetivos estéticos o quizás de salud, dejando de lado un tercer beneficio asociado a esto y el cuál nos facilita el poder llevar una vida mejor.

El entrenamiento con fines estéticos puede ser o algo que juegue a tu favor o en tu contra y todo va a depender de cómo te lo tomes y lo plantees. Sabemos que mantener un porcentaje graso demasiado bajo es contraproducente de cara a nuestro rendimiento y nuestra salud y algo similar ocurre cuando queremos mejorar esta última y nuestro entrenamiento se basa en hacer ejercicios que no favorecen nuestra movilidad diaria.

Hacer un gesto tan simple a priori como agacharse a recoger algo del suelo, puede ser un paseo para unos y una auténtica tortura para otros. La solución es sencilla y pasa por entrenar buscando también el ser más funcional.

Buscando la funcionalidad

Los ejercicios básicos como la sentadilla, el peso muerto, press de banca, dominadas, press militar… son ejercicios que engloban una gran cantidad de grupos musculares y por encima de todo esto, nos ayudan a mejorar patrones de movimiento naturales. La contrapartida a una sentadilla con peso libre sería por ejemplo unas extensiones en máquina, un ejercicio el cuál no te favorece en el patrón natural de agacharte o sentarte.

Si además pasas muchas horas sentado la situación se vuelve aún pero por lo que sin duda una gran parte del entrenamiento debería contener en mi opinión este tipo de ejercicios.

Ahora bien, esto no quiere decir que los básicos sean necesarios ni mucho menos, y además si nuestro objetivo es otro y nos da un poco igual el estar más rígidos que el palo de una fregona es respetable. Pero vamos a suponer que queremos mejorar nuestro físico y además nuestra salud.

Alto rendimiento y salud

Muchas veces se asocia a deportistas de alto rendimiento con salud, pero siento decirte que esto no es así. En general cuando algo se lleva al extremo, lo más normal es terminar con una carrera deportiva bastante corta, aunque eso no quiere decir que muchas de estas personas una vez finalizan dicha etapa, sigan practicando deporte a un nivel más amateur y simplemente por gusto.

En general cuando hablamos de entrenamiento de hipertrofia tiende a suceder algo parecido y si bien es cierto que una parte de los usuarios de gimnasios solo buscan la estética a cualquier precio, esta no está reñida con tener una mejor salud y ser más funcional en el día a día.

¿Qué es ser funcional?

Mi definición de funcionalidad pasa sin duda por tres aspectos que son el tener masa muscular y fuerza, tener una buena composición corporal y junto con todo lo anterior llevar una vida activa.

Entrenar una hora cinco días a la semana y pasarse el resto del tiempo sentado no es ser activo. Tener masa muscular con un porcentaje graso demasiado elevado no es ser funcional. Matarse a cardio con unos niveles de masa muscular ínfimos tampoco es funcional.

Y si bien es cierto que aún a día de hoy se sigue escuchando que el entrenamiento de fuerza/hipertrofia no es funcional, no dejamos de ver cada vez más estudios que avalan como juntar estos tres factores anteriores nos aporta más calidad de vida y nos hace permanecer más jóvenes a lo largo de más años.

¿Cómo lo hago?

Muy fácil. Aunque tu objetivo sea meramente estético, trata de incorporar ejercicios básicos que favorezcan esos patrones naturales. Además de ponerte fuerte y ganar masa muscular estarás mejorando tu salud.

Además intenta programar bien los entrenamientos. Es muy común el ver malas programaciones que terminan con lesiones, lo que a largo plazo es bastante perjudicial no solo a nivel físico sino también psicológico.

No le des tanta importancia al cardio y si más al ser activo durante todo el día. Si pasas muchas horas sentado levántate cada cierto tiempo, da paseos, no utilices el ascensor y en general haz cualquier cosa que implique moverse.

Mantén una dieta y un porcentaje de grasa saludable. Subir de peso cuando queremos ganar masa muscular es algo normal e inevitable, pero desmadrarse en la ganancia de grasa no aporta nada bueno. Etapas de volumen más controladas son en este sentido lo más aconsejable.

Hazme feliz y compárteme!