Dos ejercicios para mejorar tu glúteo

Los glúteos son de los músculos más grandes y fuertes de nuestro cuerpo y sin duda también de los más olvidados. No se entrenan lo suficiente o se hace de forma muy poco eficiente. Es cierto que una sentadilla o un peso puerto son ejercicios que involucran activación de este conjunto muscular, pero si quieres darles trabajo de verdad te tienes que enfocar en añadir otro tipo de ejercicios.

En este artículo te traigo dos ejercicios para glúteos fundamentales. Ambos requieren de cierto nivel y experiencia entrenando por lo que si eres principiante empieza con poco peso.

HIP THRUST O EMPUJE DE CADERA

Es quizás el ejercicio más conocido de los últimos años y posiblemente con el que consigas levantar más peso. Permite un gran desarrollo del conjunto muscular así como una progresión simplemente bestial.

Algo importante para su realización es colocar una almohadilla o cualquier tipo de material que mejore la comodidad en el apoyo de la barra sobre las piernas. 

Además para mejorar la técnica asegúrate de apretar bien el abdomen y el glúteo en la parte superior del movimiento.

Si tu sensación es que el trabajo se desplaza hacia otras zonas, intenta variar la posición de los pies y sobre todo no arquees la espalda. Es un ejercicio en el que podemos llegar a mover grandes cargas por lo que una técnica impoluta es más que recomendable.

GLUTE BRIDGE O PUENTE DE GLÚTEO

A simple vista parece muy similar al anterior y lo único que varía es la posición de la espalda. El Glute Bridge nos permite una activación similar con un rango de recorrido menor. Esta opción es aconsejable cuando no tienes un banco a mano o simplemente tu morfología se adapta mejor a esta variante.

En cierto modo el Hip Thrust es un movimiento que puede llegar a ser más desafiante ya que el rango de movimiento es mayor. Al utilizar un banco como apoyo aumenta la flexión de la cadera, lo que puede hacer que para personas con un rango de movimiento o morfología un poco más limitadas sea más complicado.

Por contrapartida, el Glute Bridge no necesita de material extra como un banco para hacer de apoyo y puede permitir una mejor técnica en ciertas personas.

En definitiva, lo mejor siempre es probar. Tanto uno como el otro harán que tus entrenamientos de glúteo vayan un paso más allá por lo que ten en cuenta estos ejercicios y empieza a adaptarlos desde ya tu rutina.

Lo de compartir y esas mandangas