Dominadas en anillas

Las dominadas son uno de los movimientos más completos a la hora de trabajar la espalda y es por eso que suele ser uno de los principales ejercicios que recomiendo en cualquier rutina de entrenamiento. Si bien es cierto que las dominadas en barra son las más conocidas, hoy te traigo una variante que te va a permitir llevar el trabajo de espalda a un nivel superior. Se trata ni más ni menos que de las dominadas en anillas.

Dominadas en anillas

Lo primero que debes tener en cuenta para realizar esta variante es tu nivel realizando dominadas tradicionales. Si aún estas muy verde en este aspecto es mejor que te centres en mejorar. Una vez mejores en las primeras podrás incorporar las segundas.

Se pueden realizar en anillas o con cualquier otra herramienta que provoque cierta inestabilidad. Aquí reside la gracia de dicha variante como veremos a continuación.

En un primer momento te sentirás incómodo y es algo normal. Seguro que la primera dominada que realizaste no fue la más correcta, pero aún así fue un punto de partida. Además hay diferencias notables en cuanto a la realización de una dominada tradicional y es que si bien es cierto que con la primera puedes utilizar diferentes tipos de agarre, con las dominadas en anillas puedes variar el agarre a medida que realizas la fase excéntrica y concéntrica.

Esto me parece realmente interesante de cara a mantener una buena salud articular a la vez que nos permite realizar un rango de movimiento más óptimo. Por lo tanto si se realizan de forma correcta articulaciones como la de tu muñeca y hombro te lo agradecerán.

Otro punto a tener en cuenta es la mayor dificultad que supone el realizar este tipo de ejercicios. Como he comentado anteriormente, si ya tienes suficiente nivel puede ser una gran idea el implementar este tipo de variantes a tu rutina. Además si te gusta la funcionalidad en cuanto a entrenamiento se refiere son una opción ideal. Si notas que aún no tienes el nivel suficiente para realizar la técnica medianamente bien, lo mejor es que sigas progresando en el ejercicio con barra.

Trabajo de estabilidad

Algo que me gustaría destacar es el grado de inestabilidad que estamos aplicando con las dominadas en anillas. Parece obvio pero es uno de sus puntos fuertes y músculos estabilizadores como los del core son altamente demandados en variantes de este tipo.

Esto puede ser incluso beneficioso de cara a mejorar la salud articular del hombro, una de las más delicadas. Si padeces molestias y lesiones frecuentes en dicha articulación puedes incorporar este tipo de variantes a tu rutina junto con ejercicios que trabajen la rotación externa del hombro, así como el trapecio medio e inferior.

Últimas consideraciones

Si bien es cierto que todo lo que he comentado acerca de este ejercicio es bueno, hay detalles que dependiendo de tu objetivo deberías de tener en cuenta. En mi opinión no es uno de los mejores ejercicios de cara a la hipertrofia. El motivo es simple, vamos a estar más pendientes de muchas otras cosas antes que de reclutar el músculo que queremos.

De todas formas si tienes mucho nivel podría ser adecuado. Todo depende de tus sensaciones por lo que puedes probar y ver que tal.

Tampoco es un gran ejercicio para desarrollar la fuerza debido a que no tenemos una zona de agarre estable, lo que elimina en parte nuestra capacidad para generar dicha fuerza. En cierto modo es una buena variante, que la puedes utilizar no solo para mejorar tu técnica en una dominada tradicional, sino que para recuperarte de molestias o lesiones en articulaciones como el hombro y la muñeca.

Todo depende al final de tus preferencias y objetivos.

Lo de compartir y esas mandangas