Cómo volver al gimnasio después de la cuarentena

La desescalada poco a poco va tomando efecto y es momento de pensar en cuándo abrirán los centros deportivos para poder realizar entrenamientos de fuerza, hipertrofia y en general de todo lo relacionado con volver al gimnasio.

Muchos habéis optado por comprar material durante estas semanas y os habéis dado cuenta de que entrenar en casa es posible, por lo que estáis planteando la opción de no renovar la suscripción al gimnasio. Por otro lado estáis los que no veis el momento de poder volver al gimnasio y esto en parte es comprensible.

En este artículo quiero resumir los aspectos que deberías de tener en cuenta a la hora de volver al gimnasio y cómo podemos hacerlo de forma progresiva, al igual que la desescalada.

Rutina de entrenamiento

Si venías realizando una rutina que funcionaba, en la que ibas progresando semana a semana y además te gustaba, no debes de cambiar absolutamente nada. Muchas veces cometemos el error de pensar que es mejor variar la rutina de entrenamiento cada pocas semanas para que los músculos se adapten y para nada esto es así.

Es cierto que si llevas tiempo estancado y no ves progreso alguno es momento de ver qué parte de tu planificación está fallando, pero como digo, cambiar la rutina por completo no suele ser la solución

Además venimos de estar entrenando en casa, muchas veces bajo condiciones que no son óptimas, por lo que si de verdad llevabas una buena planificación lo mejor es volver a ella cuanto antes.

Volumen e intensidad

Son dos variables importantes a tener en cuenta y que se suelen confundir. Por una parte el volumen se puede definir como la cantidad de trabajo total realizado y la intensidad el grado de esfuerzo con el que hemos realizado dicho trabajo.

Suele ser habitual el retomar con muchas ganas los entrenamientos, lo que puede hacer que nos pasemos de frenada y realicemos mucho más trabajo del que podamos asimilar. Si has sentido unas agujetas horribles después de tu primer entrenamiento tras una lesión sabrás a que me refiero con esto.

En principio tener esas agujetas no es malo, pero puede llegar a ser contraproducente si lo asociamos a calidad en cuanto al entrenamiento.

Es por ello que mi recomendación en este aspecto es volver poco a poco y empezar realizando un volumen del cual podamos recuperarnos bien. No hay prisa y es mejor ir generando poco a poco adaptaciones. Además la intensidad tiene que estar presente sí o sí, pero no es necesario que llegues al fallo en cada una de las series. Quédate a 3-4 repeticiones antes de llegar al fallo y será más que suficiente.

Alimentación y descanso

Si todo lo anterior lo hacemos correctamente solo queda el recuperarnos de los entrenamientos. De esta parte se encarga precisamente la nutrición y el descanso por lo que prestar atención al consumo de micronutrientes y macronutrientes es fundamental.

Además establecer un descanso de un mínimo de 7-8 horas cada noche con un horario regular es lo más recomendable. Evita el descontrol horario y mantén una rutina diaria que te permita cierta flexibilidad. De esta forma estarás asegurando una recuperación óptima.

Conclusiones

Como digo, esto no dejan de ser unas recomendaciones para cuando sepamos a ciencia cierta que podemos volver al gimnasio. Esperemos que la desescalada tenga poco a poco efectos positivos y de esta forma en breve tengamos buenas noticias.

Hasta entonces ya sabes que puedes entrenar en casa sin material descargando la guía totalmente GRATIS que te dejo en este enlace.

Hazme feliz y compárteme!