Aspectos a tener en cuenta para ganar masa muscular

Hoy en día queremos resultados rápidos en cualquier ámbito y si encima podemos escoger un camino que no conlleve demasiada dedicación mucho mejor aún. Pero cuando hablamos de ganar masa muscular el tema se complica. Normalmente se suele prestar mucha más atención a aspectos como la pérdida de grasa, la cual es bastante más sencilla, o lo definidos que nos vemos en el espejo. Y con esto no quiero decir que no sean procesos importantes, pero está claro que cuando vamos al gimnasio con el objetivo de mejorar, hay ciertas fases por las que hay que pasar, y de una forma u otra el proceso conlleva sacrificio y dedicación.

LA DIETA                       

El primer aspecto que deberías de tener en cuenta para ganar masa muscular es estar en superávit calórico. Si, se que suena repetitivo, pero es que aunque sea por poco, este se tiene que dar. No vamos a entrar en detalles de si se puede hacer con dieta normocalórica, en cetosis, haciendo ayuno intermitente… pero se tiene que dar. Mi consejo en un principio es que te guíes por intuición y poco a poco vayas cogiendo habilidad a la hora de pesar ciertos alimentos incluso a ojo. Por cierto, las verduras no se cuentan.

EL ENTRENAMIENTO

Por otro lado y pasando al terreno del entrenamiento, deberías de ceñirte a una progresión y apuntar cada semana los pesos que mueves así como las repeticiones. La única forma de progresar es midiendo lo que vamos haciendo cada vez que tocamos una pesa, a no ser claro, que quieras ir a pasar el rato. Entonces la sobrecarga progresiva se tiene que dar sí o sí, da igual que aumentes el número de repeticiones, el peso movido, que descanses menos entre series… De una forma u otra semana a semana tienes que ver progreso en este sentido.

Un consejo importante que deberías de tener en cuenta, es que los resultados son casi inapreciables en el espejo por lo que es normal que en ciertos momentos puede que sientas algo de frustración, algo que como digo es normal. Lo mejor para eso es tomarse fotos cada tres meses como mínimo y de esa forma podrás ver si realmente hay cambios, algo que es más que seguro si has cumplido con los criterios anteriores.

Dicho esto como ves en realidad el tema es bastante simple, no voy a negar que tiene más complejidad que todo esto y por ello iré desmigando cada parte en artículos más detallados, pero como norma general y si estás empezado te aseguro que no hace falta que te centres en mucho más.

Ahora también te estarás haciendo preguntas como:

  • ¿Qué rutina tengo que hacer?
  • ¿Cuál es la mejor distribución de macros?
  • ¿Cuánto tiempo se tarda en ver cambios?

En siguientes artículos te cuento más.

Hazme feliz y compárteme!