Cómo mejorar el sistema inmune. 4 claves

Durante esta cuarentena se está haciendo especial hincapié en cómo podemos mejorar el sistema inmune. A fin de cuentas, si tu sistema inmune es fuerte estarás menos predispuesto a sufrir enfermedades de cualquier tipo y mejorarás con ello tu calidad de vida.

Es evidente que para lograr esto no es necesario comprar ni el último suplemento de moda, ni meterse en el agua a temperaturas infrahumanas, ni nada por el estilo. La lista de consejos que te traigo son cosas que todos podemos hacer en nuestro día a día y que de una forma u otra mejorarán tu sistema inmune sin complicarte demasiado. Tampoco son la cura contra ninguna enfermedad y de hecho recomiendo siempre huir de personas que te prometen grandes resultados.

Entrena de forma intensa

Parece el consejo más evidente pero es que el ejercicio físico nos va a permitir mejorar el sistema inmune, así de simple. Eso no quiere decir que por el simple hecho de mejorarlo haya que entrenar incluso estando enfermo. Al final esto se traduce en un estresor más y cómo tal es conveniente aplicarlo cuando las condiciones lo permiten.

Dado que se ha demostrado que el entrenamiento intenso nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmune mi recomendación durante estas semanas no deja de ser otra que seguir entrenando. Si no dispones de material para entrenar y no sabes cómo llevar a cabo un entrenamiento en casa te dejo de regalo este ebook totalmente gratis.

Come más fruta y verdura

Venga va, cuéntame algo que no sepa! Lo cierto es que como comenté al principio, esta serie de consejos son cosas que todos conocemos y que la gran mayoría de las personas no hacen. Llevar una buena alimentación nos asegura el cumplir con el mínimo diario recomendado de todas las vitaminas y minerales y esto evidentemente se traduce en mejorar el sistema inmune.

Los micronutrientes por lo tanto apoyan directamente el buen funcionamiento del organismo y son otra pieza clave. Si bien es cierto que el efecto es más marcado cuando tenemos déficit de ciertas vitaminas, el hecho es que debemos de asegurar una buena ración de verdura en cada comida e incorporar varias piezas de fruta a lo largo del día.

Otra parte muy relacionada con todo esto es en concreto la vitamina D. Si no te expones al sol de manera regular unos 15-25 minutos e incorporas alimentos como pescados grasos a tu dieta recomiendo la suplementación. En este sentido unas 1500-2000 UI diarias es más que suficiente.

Descanso y estrés

Oh vaya! Esto sí que no me lo esperaba! Vale fuera de bromas, es cierto que es algo obvio pero volvemos a lo de antes. El descanso es una pieza fundamental de cara a una correcta recuperación y a un sistema inmune fuerte. Si no controlas tus horarios, te vas a dormir a altas horas de la madrugada y en definitiva descuidas todo este tema, es más que asegurado que estás olvidando una de las partes más importantes.

En este sentido tampoco hay que ser demasiado estricto pero unas 7-8  horas de descanso cada noche sería lo que se adapta a la gran mayoría. Si puedes descansar algo más durante los fines de semana estoy seguro de que tu cuerpo también te lo agradecerá.

Por otra parte está el tema del estrés. Es cierto que muchas veces en nuestro día a día vivimos situaciones estresantes ya bien sea debido al trabajo, a un momento personal difícil o cualquier otro tema. No habría ningún problema si no fuera porque gran parte de la población sufre estos niveles de estrés de forma crónica. El estrés forma parte de una respuesta natural de nuestro cuerpo a situaciones que entrañan «peligro», aunque a día de hoy la situación real de peligro como tal no se suele dar.

El hecho es que debemos de controlar esto y optar por técnicas de meditación o simplemente practicar deporte como recomendaba en el punto uno suele ser una buena idea.

Lávate las manos

No quería terminar esta serie de consejos sin antes dedicar una mención especial al lavado de las manos. Está más que demostrado que lavarse las manos de forma regular simplemente con jabón nos previene de multitud de enfermedades respiratorias, pero como casi todo en la vida más no significa mejor.

En este aspecto si quieres una recomendación práctica el lavado de manos durante 20 segundos es lo más recomendable y no hace falta dedicar más tiempo. Tampoco es necesario hacerlo 100 veces al día como suele ocurrir cuando se da este tipo de recomendaciones por lo que hacerlo de forma regular en épocas de gripe y elevado contagio suele ser la mejor idea.

Lo de compartir y esas mandangas