10 trucos que aplico en mi entrenamiento

Como todo en la vida, la experiencia es un grado y si hace años hubiera tenido la oportunidad de que alguien me contara los errores más frecuentes en los que se suele caer, estoy seguro de que el camino habría sido mucho más sencillo.

Tampoco es algo de lo que me queje.

Cualquier aprendizaje te da tablas para trabajar con diferentes personas y soy consciente de que si no hubiera pasado por todo eso, a día de hoy me faltaría mucho por aprender. 

De todos modos lo que sabemos hoy no es ni una cuarta parte de lo que sabremos dentro de diez o veinte años, estoy convencido.

La base será la misma y permanecerá inamovible, pero los nuevos estudios nos harán entender por qué mucho de lo que hoy hacemos funciona.

Dicho esto, me apetece contarte cuáles son para mí los 10 trucos, tips o consejos clave que aplico cada día en mi entrenamiento. Puede que algunos ya los conozcas o incluso los hagas, pero está bien dar un repaso a aquellas cosas importantes y que a veces pasamos por alto.

Vamos con el primero.

Los diez trucos

  1. Registro los entrenamientos cada día. 

Lo hago en un cuaderno, ya que si cojo el teléfono móvil se me va el tiempo.

Puede sonar algo sencillo e insignificante, pero no.

Solo se puede mejorar aquello que medimos y es por ello que si no sabes donde estabas hace un año, lo más probable es que no sepas si has mejorado o has ido hacia atrás.

  1. No tengo un número fijo de días que entreno. 

Puede sonar raro, pero el esquema de 7 días en el que cada semana es igual que la anterior me provoca estrés.

No hace falta que entrenes siempre los mismos días. Habrá semanas que entrenes dos y otras cuatro. Lo más importante es cumplir el orden de tu rutina, así como la progresión marcada.

  1. Material de gimnasio.

Si compro más material para casa, siempre compro productos de calidad y de cierta durabilidad.

Aquí te dejo algunas opciones.

Montar un gimnasio en casa puede ser todo lo caro o barato que tú quieras. Mis preferencias son la sencillez y hacer algo que ocupe el mínimo espacio posible siendo práctico y funcional.

A día de hoy creo que lo he conseguido, pero viendo el vicio que es esto, lo más probable es que haya nuevas adquisiciones con el paso del tiempo.

  1. Intento minimizar la rutina al máximo. 

Vamos, que si puedo progresar bien con tres o cuatro ejercicios me centro en estos.

Además es importante entender que la intensidad siempre va a ser la clave, junto con un volumen mínimo efectivo por sesión.

Si se cumple esto, todo va sobre ruedas.

  1. Priorizo comida sobre suplementos. 

Sencillo.

Antes de comprar cualquier suplemento miro si puedo mejorar mi alimentación de algún modo.

Normalmente suele ser al revés y la gran mayoría de personas busca la píldora mágica. Los suplementos funcionan, pero no dejan de ser eso, complementos alimenticios.

  1. Entreno para mí, no intento impresionar a nadie. 

Este punto lo podría resumir en que no busco la aprobación externa y tú tampoco deberías.

Si lo único que te motiva para ir a entrenar es que te den likes en Instagram, lo más probable es que lo termines dejando más pronto que tarde.

  1. Productividad.

Intento sacar un rato al día para escuchar podcast o leer algún libro que me permita seguir aprendiendo.

Si crees que ya lo sabes todo acerca de algo, mal.

  1. Trato de ser bastante activo fuera de mi rutina de entrenamiento. 

Aquí incluyo cardio, trabajo de movilidad y todo aquello que me suponga estar en movimiento.

Eso me permite mejorar la recuperación y evitar el estrés.

Tampoco es cuestión de estar activo continuamente, ya que el descanso es fundamental.

  1. Utilizo diferentes playlists dependiendo de lo que me toque entrenar. 

Me gusta tenerlas guardadas y así no pierdo el tiempo buscando.

Además si un día por lo que sea tengo la motivación un poco baja, utilizo videos de YouTube para ponerme las pilas.

Esto último funciona siempre.

  1. Veo el mundo desde una perspectiva minimalista. 

El 20 % de las cosas que haces representa el 80% de los resultados.

Simplifica.


Creo que con este resumen te puedes hacer una idea más clara de mi metodología de entrenamiento. 

Como ves son cosas sencillas, pero que juntas suponen un combo brutal a la hora de lograr buenos resultados en aquello que te propongas.

Si te sirve de ayuda házmelo saber por aquí y si quieres que hable de todo esto de forma más específica en los podcast, también lo puedo hacer.


Nos leemos en la siguiente.


Lo de compartir y esas mandangas